YO PUEDO

YO PUEDO

 

Tienes el alma llena de garabatos y un corazón cargado de latidos que piensan disparar tinta a la primera hoja en blanco que vean.
Y es que te han contado tantos cuentos que ahora ya no crees en los buenos y solo puedes ver lobos aullar cuando unos labios se abren y dicen te quiero sin dudar.
Te has creído tantas versiones que ya no sabes cuál es el original y te has terminado conformando con las copias.
Tienes una mirada deseando reflejarse en unos ojos que sepan verte.
Y es que te has chocado tantas veces que ya ni duele pero hay muros que llevan tu nombre y hasta las piedras se hacen a un lado cuando te ven llegar.
Te has acostumbrado a ir dando palos de ciego y ahora que ves un poco de luz te asustas y aprietas pestañas con pestañas para seguir sin ver un mundo que te llama y te asusta por igual.
Tienes la vida
y tus ganas siempre fueron algo granada,
así que, tira,
que explote el miedo
y, al fin, puedas ser libre
y decir aquello de yo puedo.

 

¿Has llegado hasta aquí y quieres más? Date una vuelta por el blog, apúntate a la lista de correo y disfruta de emociones a mansalva si compras alguno de mis librosTengo de todo, ficción, libros para escritores y manuales gratuitos.
 
NO DIGAS NADA

NO DIGAS NADA

 

Dime cómo lo haces,
prometo no contárselo a nadie,
nunca,
jamás,
pero es que ha sido verte
y entender a los mapas y su eterna manía de perderme;
también de los daños,
lo largo que se ha hecho el tiempo,
incluso de los veranos y su costumbre de dejar pasar a los inviernos.
No me hagas caso,
no digas nada,
deja que ahora hable yo.
No me llevarán a ningún sitio tus explicaciones,
por mucho que lo intentes,
seguiré sin saber
por qué no me he dado cuenta antes
que tu pecho no era el camino,
que tu pecho ha sido siempre,
siempre,
el destino.

 


DESCONSUELOS

DESCONSUELOS

 

Qué piensas cuando no piensas en nada y te sumerges en el fondo de esa mirada que tienes grabada en el alma,
dónde van esos suspiros que llevan nombres en el aire que se te escapan queriendo querer,
dónde las sonrisas que se perdieron al filo de aquella esquina y que terminaron dejando escapar el tren de una estación que siempre supo a invierno en primavera.
Cómo se las arreglan esos latidos para volver a su traje de diario cuando alguien los viste de domingo,
cuántos los sueños que se despertaron de golpe porque decidimos abrir los ojos sin pensar que lo que había fuera era simple realidad,
qué de las flores que un día dejamos tiritando de frío porque alguien nos dijo que sus pétalos contenían el secreto de una felicidad y allí no había nada más que terciopelo, dudas y algún que otro desconsuelo.
¿Has llegado hasta aquí y quieres más? Date una vuelta por el blog, apúntate a la lista de correo y disfruta de emociones a mansalva si compras alguno de mis librosTengo de todo, ficción, libros para escritores y manuales gratuitos.
 
¡¡FELIZ NAVIDAD!!

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Ay, Ratoncitos, estos días hechos para la reflexión y la familia, toca hacer balance de nuestros actos, hacer la lista de Papá Noel esperando que no se fije demasiado en esas trastadas que todos hacemos casi sin querer. Si echo la vista atrás, no ha sido un mal año. He salido de una situación muy difícil, he superado el cáncer, al que no quiero ver otra vez, he empezado nuevos proyectos profesionales. Han pasado cosas muy buenas, así que comprenderéis que mi lista de deseos está bastante vacía. Quizá algún libro que otro, para poder sonreír al destrozar el papel de regalo y descubrir cuánto me conocen los que me rodean.

Espero que bajo vuestro árbol de navidad, en vuestro calcetín colgado en la chimenea o debajo de la manta del tió, os encontréis los regalos más bonitos que os podáis imaginar y que los disfrutéis con todos vuestros seres queridos a vuestro lado.

Os deseo la mejor y más feliz navidad del mundo,


TU ALMA RENACE

TU ALMA RENACE

Has llorado tanto que,
quizá no lo sabes,
pero tienes el pecho regado
y de cada latido ahora te brota una flor.
Y es que tienes la primavera dentro
y ya nadie puede venir vestido de invierno
para secarte los pétalos que llevan sueños enredados,
ilusiones que huelen a azahar
y que nacen para darte vida a ti.
Será que se te han marchitado tantas veces las ganas,
que has hecho de tu alma un invernadero,
en el que darle calor a tu piel
y no dejar que tus alas se hielen,
se llenen de escarcha,
de la que pesa
y no te deja volar,
de la que paraliza
y no te deja avanzar.
Que ya has encontrado una buena razón
para dejar de ser flor de una sola estación,
que al fin has entendido que tú eres el deseo
y si hace falta te vuelves diente de león
para soplar la magia que acumulas en las pestañas
y, de una vez por todas,
cumplirte.
¿Has llegado hasta aquí y quieres más? Date una vuelta por el blog, apúntate a la lista de correo y disfruta de emociones a mansalva si compras alguno de mis librosTengo de todo, ficción, libros para escritores y manuales gratuitos.
 
LA FUERZA DEL ALMA

LA FUERZA DEL ALMA

 

Y ahora vas y le dices al invierno que no pudo contigo,
que ya eres flor
y que ni él ni el sol
podrán secarte ningún sueño,
ni marchitarte el valor.
Que has aguantado mil noches en vela
y saliste con el alma entera de esta tormenta,
que el rocío lejos de congelar,
te dio fuerza
y ahora tienes la mirada llena de luz de estrellas.
Que tus pupilas se terminaron enamorando del alba
y será por eso que ahora solo amaneces,
que hasta la luna se ha puesto celosa porque no la quieres,
que hoy al fin los que están llenos son tus latidos
y no quieres ni oír hablar de algo que pueda volverse a eclipsar
y dejarte las alas paradas de nuevo,
con esa mezcla de miedo y ganas de echar a volar.